Varices
Espuma

Laser. Microespuma. Esclerosis.







Cirugía Endovascular






Claudicación Intermitente

Bypass. Stent. Angioplástias.







Varices

Radiofrecuencia. Laser







Aneurismas

Aneurismas aorta. ilíacos. poplíteos







Endoprótesis Aorta

Aneurismas Aorta. Ilíacos. poplíteos







Pie diabético

Ulceras. Heridas en dedos. Neuropatía







Carótidas

Endarterectomía carotídea. Stent carotídeo







Fístulas Diálisis

Cirujanos Vasculares, S.L.

Dr Miguel Araujo Pazos
Dr José Porto Rodríguez

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/borrado2-copia-150x70.png
http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/esvs-160x70.jpg
http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/acacv-150x70.png
http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/seacv3-copia-160x70.png
http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/flebologia-210x65.jpeg
http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/cdni-160x60.jpg

Patologías mas frecuentes

Varices

Las varices son dilataciones venosas que impiden que la sangre retorne de forma correcta hacia el corazón. Se producen por una alteración de las válvulas venosas, que al no cerrarse correctamente, hacen que la sangre se acumule en las venas, haciendo que se dilate.

 

¿Cuales son las causas de las varices?

No se conoce una causa concreta que justifique el deterioro de las válvulas venosas y la consiguiente aparición de las varices . Sin embargo, si están demostrados una serie de factores que favorecen la aparición de las varices.

¿Son todas las varices iguales?

El termino varices, es totalmente inespecífico y abarca desde las pequeñas varicosidades estéticas hasta las gruesas varices que provocan lesiones en la piel. Por ello, habitualmente se utiliza una clasificación que nos permita diferenciar los distintos tipos de varices y sus diferentes tratamientos.

La clasificación mas común es la denominada CEAP, que divide las varices en 7 grupos.

                                   

¿Como se diagnostican las varices?

El correcto diagnostico de las varices comienza por una exploración física, pero el método mas completo es el Eco-doppler venoso. En algunos casos hay que completar el estudio con TAC o con Resonancia Mágnetica. La Flebografia actualmente solo se utiliza en casos excepcionales.

Diferentes modelos de Eco-doppler

 

¿Cual es el tratamiento de las varices?

No todas las varices se tratan de la misma forma, hay casos en los que solo debemos aplicar medidas higiénico-dietéticas ( perder peso, evitar estancias prolongadas en bipedestación, ejercicio físico, masajes, cremas, etc). En otros casos es necesario utilizar medias de compresión o medicamentos venotónicos y en otros pacientes hay que utilizar el tratamiento quirúrgico en sus diferentes variantes. Es decir, el tratamiento de las varices tiene que ser personalizado y en cada paciente hay que utilizar uno o varios métodos para su correcto tratamiento.

¿Cual es el mejor método quirúrgico para tratar las varices?

El Capítulo Español de Flebología y Linfología (CEFyL), ha hecho recientemente un análisis de las diferentes técnicas quirúrgicas para operar las varices. La conclusión de esta sociedad médica es clara: lo importante en la operación de varices no es la técnica utilizada, sino la experiencia de quien la practica.

Método tradicional o stripping

Consiste en eliminar las venas afectadas seccionándolas entre dos ligaduras realizadas en sus extremos y extirpándolas por tracción. Sus ramas colaterales se extraen mediante microincisiones. Este tratamiento plantea varios problemas, pues, por una parte, requiere anestesia general y se necesita una convalecencia más larga y, por otra, los resultados estéticos no son muy buenos, ocasionan hematomas y dolores y, además, con el tiempo, pueden volver a aparecer varices afectando a otras venas.

Además, al eliminar, generalmente, la vena safena, se impide la posibilidad de utilizar posteriormente esta para realizar otras intervenciones como un bypass. Es posible, a veces, al extraer la vena, que se lesione el nervio safeno, que discurre cerca de ella, produciendo parestesias.

Microcirugía

Es una técnica más moderna en la que se eliminan únicamente los trayectos afectados, mediante incisiones mínimas.

Esta técnica tiene varias ventajas sobre la cirugía tradicional, pues se realiza con anestesia local y no precisa estancia hospitalaria, la recuperación es, por lo tanto, casi inmediata, el resultado estético es mejor, y al suprimir solo los trayectos afectados, se conserva la posibilidad de utilizar los tramos sanos para un posible by pass.

Escleroterapia

Consiste en producir la irritación de las paredes interiores de la vena (endotelio), de manera que esta se cierre por sí misma, quedando esclerosada, es decir, como un cordón cicatrizado sin sangre en su interior y, por tanto, prácticamente invisible.

Su mayor problema es la posibilidad de que, si la esclerosis no es total, la vena pasado el tiempo pueda volver a abrirse y dejar fluir la sangre, aunque el avance de las técnicas está reduciendo de forma muy importante esta posibilidad. También es preciso tener en cuenta que no todas las varices pueden tratarse con estas técnicas.

La esclerosis se puede conseguir de varias  formas:

   1. Esclerosis química: se introducen en las venas sustancias químicas que producen la esclerosis de las mismas. Pueden utilizarse varios tipos de sustancias:

         – Líquidos: se introduce una sustancia líquida que irrita la pared de la vena y hace que esta se esclerose.

          Espumas: suelen utilizarse los mismos productos que en el caso anterior pero en forma de espuma, lo que hace que aumente la superficie de contacto y, por tanto, la irritación del endotelio, y haya que utilizar menos cantidad. Además, al tener mayor contacto, la esclerosis será más completa.

         Crioesclerosis: se enfría a muchos grados bajo cero la sustancia esclerosante, y esto aumenta su capacidad de irritación del endotelio. Aunque este método debería considerarse como un  método mixto, pues es a la vez químico (por la sustancia que se inyecta) y físico (por el frío).

  

2. Esclerosis física: se produce la esclerosis de la vena utilizando métodos físicos como la luz (fotoesclerosis o láserterapia) o las ondas de radio (radiofrecuencia) que, al actuar sobre el endotelio, literalmente lo queman, haciendo que las venas prácticamente desaparezcan. Fundamentalmente se diferencian dos tipos:

         Láser o fotoesclerosis:  El láser es un rayo de luz de un solo color (monocroma) que es captada específicamente por un color. Las células que tienen ese color, absorben la energía luminosa, se calientan, y terminan por destruirse por este calentamiento, sin que esta destrucción afecte a los tejidos circundantes. En los tratamientos con láser de las varices lo que se calientan son los glóbulos rojos y, al transmitir ese calor al endotelio, hacen que este se esclerose.

Se pueden diferenciar varias formas de aplicación del láser:

               Láser superficial: se aplica desde el exterior, a través de la piel. Se utiliza principalmente para tratar las varículas y arañas vasculares y pequeñas venas superficiales. Está contraindicado en aquellas personas con la piel oscura, en tratamiento con anticoagulantes, y en aquellas con tendencia a cicatrización aumentada.

              Endoláser o láser interno: se introduce en la vena una delgada fibra óptica que durante su recorrido va cerrando la vena afectada. No permite su en venas excesivamente tortuosas y algunos otros casos.

              Terapia fotodinámica: es una técnica en la que se combina el láser externo con la esclerosis química, aplicando como sustancia esclerosante un producto que aumenta considerablemente la eficacia del láser, lo que permite aplicarla en venas grandes y tortuosas sin producir daños en la piel.

        

      –  Radiofrecuencia: Se utilizan ondas de radio que mediante la introducción en la vena de un catéter con dos polos, que son los que transmiten la energía térmica a la pared del endotelio, producen el cierre de la vena. No se puede utilizar en venas muy tortuosas.

Preguntas frecuentes:

¿Qué es una araña vascular?

Es una dilatación permanente de los capilares, que se traduce en pequeñas líneas rojizas o violetas, que a menudo adquieren aspecto de telaraña. Son antiestéticas, pero indoloras e inofensivas.

¿Cuanta gente padece varices?

Las varices son un problema muy frecuente con una prevalencia del 10% en la población general, principalmente mujeres.

¿Cuándo se producen las varices?

El riesgo de desarrollar varices se incrementa con la edad. Estudios han mostrado una frecuencia del 35% en las personas activas, que aumenta hasta el 50-60% después de la jubilación.

¿Por qué afecta el embarazo a las varices?

El embarazo ocasiona cambios profundos en la mujer y, entre otros, se produce un aumento del volumen sanguíneo y la disminución progresiva de la tensión arterial. Además debido a la presión del útero sobre le drenaje venoso de las piernas, las venas se hacen más visibles.

¿Por qué las varices afectan más a mujeres que a hombres?

Esta diferencia entre los dos sexos se explica por la influencia que ejercen las hormonas femeninas, los estrógenos y la progesterona. Además, la tonicidad de la pared venosa es menor en las mujeres que en los hombres.

¿Qué signos y síntomas producen las varices?

Las varices tienen aspecto de un cordón azulado visible en la superficie de la piel que no suelen provocar síntomas particulares. Los síntomas que pueden dar, son piernas pesadas , inflamación, fatiga, picor alrededor de las varices, tobillos hinchados, calambres, e incluso dolor en las varices dilatadas e inflamadas.

¿Las varices pueden romperse?

Las varices se pueden romper. Puede deberse a un traumatismo o de forma espontánea, a raíz de que la pared se vuelva extremadamente delgada. Esta hemorragia es continua e indolora. Remite mediante compresión. No se debe realizar torniquete, ya que con la compresión es suficiente.

¿Las medias elásticas curan las varices?

Las medias elásticas no curan las varices, se utilizan para aliviar los síntomas de la enfermedad, y en algunos casos disminuyen su progresión.

¿Cómo se deben tratar las varices?

Se pueden aplicar diferentes técnicas en función de varios factores: el estado del paciente, la localización de las varices, su tamaño y la dilatación de las mismas. Para las arañas vasculares o telangiectasias se utiliza la escleroterapia y la fotoesclerosis. En las varices de mayor tamaño se utiliza la esclerosis con microespuma y la cirugía quitando la variz.

¿Qué anestesia se utiliza para el tratamiento de las varices?

En el caso del tratamiento de las arañas vasculares se realiza habitualmente sin anestesia, aunque en ocasiones puede usarse anestesia local. Para tratar las varices propiamente dichas, se utiliza desde anestesia local hasta anestesia raquídea o general.

Dispone de vídeos explicativos en la sección “Fotos y Vídeos

Aneurismas

Un aneurisma es un ensanchamiento o abombamiento anormal de una parte de una arteria, debido a debilidad en la pared del vaso sanguíneo. Normalmente hablamos de aneurisma, cuando la dilatación de la arteria, es de mas de 2 veces su tamaño normal.

 

 

No está claro, exactamente, qué causa los aneurismas.Los defectos en algunas de las partes de la pared arterial pueden ser responsables. En pocas ocasiones están presentes al nacer (congénitos) y hasta un 10% de los casos son hereditarios.

Los aneurismas pueden aparecer en cualquier arteria del cuerpo, pero los  lugares comunes para los aneurismas son:

La arteria que sale del corazón (la aorta)

El cerebro (aneurisma cerebral)

Detrás de la rodilla en la pierna (aneurisma de la arteria poplítea)

El intestino (aneurisma de la arteria mesentérica)

El bazo (aneurisma de la arteria esplénica)

La hipertensión arterial, el colesterol alto y el tabaquismo pueden aumentar el riesgo de ciertos tipos de aneurismas. Se cree que la hipertensión arterial juega un papel en los aneurismas aórticos abdominales. La enfermedad ateroesclerótica (acumulación de colesterol en las arterias) también puede llevar a la formación de algunos aneurismas.
El embarazo está frecuentemente asociado con la formación y ruptura de aneurismas en la arteria esplénica.

Sintomas

Lo normal es que un aneurisma no produzca síntomas, salvo que se rompa o se trombose. Los síntomas dependen del lugar en el que se encuentra el aneurisma. Si el aneurisma se presenta cerca de la superficie del cuerpo, frecuentemente se observa dolor e hinchazón con una protuberancia pulsátil.

Si un aneurisma se rompe, se puede presentar dolor, presión arterial baja, frecuencia cardíaca rápida y mareo. El riesgo de muerte después de una ruptura es alto.
Los aneurismas del cerebro pueden expandirse sin reventar (ruptura). El aneurisma expandido puede presionar algún nervio y provocar visión doble, vértigos o dolores de cabeza.

 

Diagnostico

Los aneurismas normalmente se diagnostican al hacer un prueba de imagen durante el estudio de otra patología (próstata, hígado, intestino, etc)
Por ello los métodos para el diagnostico incluyen: TAC, Resonancia Magnética, Ecografía, Radiología simple y Arteriografía. Muchas veces son diagnosticados por un especialista en cirugía vascular, solamente con la palpación durante una exploración física.

 

 

Tratamiento

El tratamiento depende del tamaño y la localización del aneurisma. Si las características del aneurisma descartan una intervención quirúrgica, el cirujano vascular le recomendará chequeos regulares para ver si el aneurisma está creciendo y decidir el momento adecuado para la cirugía.
El tratamiento siempre es quirúrgico tanto de forma abierta como endovascular. En la cirugía abierta, se hace una incisión quirúrgica y se cambia el segmento de arteria aneurismático,  sustituyéndolo por una nueva “tubería” artificial (Goretex o Dacron) .  En el tratamiento endovascular, se introducen unos catéteres a través de la piel y por dentro de esos catéteres, se implantan unos “muelles”, llamados Stents, por dentro de la arteria afectada, evitando así que se pueda romper.
En cualquiera de los casos , además del tratamiento quirúrgico, también hay que actuar sobre el estilo de vida (ejercicio, tabaco, dieta) y corregir los factores de riesgo (diabetes, colesterol, hipertensión, etc).

 

 

Para una información mas completa sobre la cirugía de los aneurismas de aorta, puede descargarse los siguientes documentos en PFD:

CIRUGÍA ABIERTA ANEURISMA AORTA ABDOMINAL
CIRUGIA ENDOVASCULAR DEL ANEURISMA DE AORTA ABDOMINAL

También dispone de varios videos explicativos en la sección de “fotos y videos

Pie Diabético

Hay una epidemia mundial de diabetes. Algunos epidemiólogos creen que, de seguir con la tendencia actual, en el año 2020 la mitad de la población de Estados Unidos será diabética o tendrá intolerancia a la glucosa.Por esta razón, una de las patología mas frecuentes a las que se enfrenta un cirujano vascular, en la actualidad, es el pie diabético.

Las infecciones del pie diabético esta asociadas con una alta morbilidad y mortalidad.

 

Los factores de riesgo para que aparezca una infección en un pie diabético son:

        Neuropatía

        Enfermedad Vascular Periférica

        Mal control de la glucemia.

 

Neuropatía Sensitiva: Hay una percepción disminuida del dolor y de la temperatura, por eso muchos pacientes tardan días en percibir que tienen una herida en el pie.

Neuropatía Motora: Se produce una disminución del sudor, que lleva a sequedad y fisuras en la piel, que facilitan la entrada de gérmenes en zonas mas profundas de la piel.

Neuropatía Motora: Produce deformidades del pie, lo que provoca zonas de aumento de presión que acaban provocando úlceras en él pie.

La Enfermedad Vascular Periférica: Empeora el flujo de sangre necesario para cicatrizar las úlceras y para tratar las infecciones

La Hiperglucemia empeora la función de los neutrófilos y reduce las defensas del paciente

Los Traumatismos en pacientes con uno o mas de estos factores de riesgo, provocan la aparición de heridas que tardan en cicatrizar y predisponen a infecciones secundarias.

La evaluación de un paciente con un pie diabético infectado tiene 3 etapas:

Determinar la extensión y severidad de las infección

Identificar los factores de riesgo subyacentes que predisponen o producen la infección.

Identificar el germen causante de la infección.

 

Para ello el paciente tiene que ser valorado por un especialista en Angiología y Cirugía Vascular, quién realizara una historia clínica, un examen físico, radiografías del pie, Eco-doppler arterial de MMII y un cultivo de las lesiones.

Si se demuestra que existe una Enfermedad Vascular periférica, puede ser necesario realizar un AngioTAC o una AngioResonancia de MMII.

Una vez valorado y diagnosticado el paciente, se procede al tratamiento que consiste en:

Cuidados de las lesiones (curas,desbridamientos, drenaje de abscesos, etc.)

Tratamiento antibiótico

Corrección de factores de riesgo (Hiperglucemia, alteraciones podológicas, etc.)

Tratamiento de la enfermedad vascular periférica.

 

 

El tratamiento de la enfermedad vascular periférica ha sufrido una revolución en los últimos años. El avance de las nuevas tecnologías ha permitido tratar un mayor número de pacientes, con menor riesgo, con menos agresividad y disminuir el número de amputaciones.

Las técnicas que disponemos en la actualidad son:

Cirugía Abierta

en forma de Endarterectomía o en forma de Bypass

 

La Endarterectomía consiste en abrir la arteria lesionada, limpiarla de las placas de ateroma y volver a cerrarla con un parche. El Bypass consiste en establecer un nuevo conducto (vena o prótesis), suturarlo a una zona sana de la arterial y saltar sobre la zona enferma para volver a suturarlo a una zona arterial sana, mas distal.

 

 Cirugía Endovascular 

en forma de Angioplastias con balón, Balón con drogas, Stent, Aterotomos, stent con drogas, etc

Recanalización de poplítea y troncos dístales, en 2 pacientes, mediante Angioplástia con Balón

 

Las técnicas endovasculares consisten, básicamente, en puncionar una arteria desde la piel, introducir una guía (alambre) por dentro de la arteria, atravesar con ella las lesiones y posteriormente dilatarlas con un balón o con un stent (muelle) para mantenerla abierta.

Diferentes clases de  Stents

 

Dispone de videos explicativos en la sección ” Fotos y Videos

Carótidas

Las arterias carótidas son, junto con las arterias vertebrales, las encargadas de llevar la sangre al cerebro.
Cuando se producen depósitos de placas de ateroma en la bifurcación carotídea, hablamos de estenosis carotídea.
Cuando esta estenosis progresa hasta la oclusión de la arteria, se puede producir un Infarto Cerebral (comúnmente llamado derrame cerebral). En ocasiones se producen pequeños desprendimientos de trozos de la placa de ateroma que acaban impactando en el cerebro (embolia cerebral).

 

 

 

El diagnostico de la estenosis carotídea se realiza por una historia clínica, una exploración física y un eco-doppler de troncos supraaorticos. En ocasiones con vista a un tratamiento quirúrgico se hacen necesarios un AngioTAC, o una AngioResonancia o una Arteriografía.

 

 

Una vez diagnosticada una estenosis carotídea, debemos instaurar un tratamiento médico estricto, para frenar la progresión de la placa de ateroma y sus posibles complicaciones. Este tratamiento consiste en abandonar el habito de fumar, controlar los factores de riesgo (HTA, diabetes, etc), tratmiento antiagregante (aspirina o clopidogrel) y tratamiento hipolipemiante (estatinas).

Cuando la estenosis carotídea es muy severa o cuando se vuelve sintomática, debemos añadir un tratamiento quirúrgico, bien en forma de Endarterectomía carotidea y en forma de Stent carotídeo.

 

ENDARTERECTOMIA CAROTIDEA:
Consiste en abrir la bifurcación carotídea, limpiarla de la placa de ateroma y volver a cerrarla con un parche.

Ventajas: A corto plazo, tiene menos morbilidad y mortalidad que el stent. Se puede realizar en pacientes jóvenes y ancianos.

Inconvenientes: Precisa de una incisión en el cuello. Tiene mas riesgo de lesiones en nervios del cuello.

 

 

 

 

 

STENT CAROTIDEO:

Consiste en puncionar la arteria carótida a través de la piel, introducir una guía (alambre) a través de la arteria, hasta pasar la zona de estenosis y a continuación se implanta un stent (muelle) que la mantiene abierta.

Ventajas: Menos agresivo. Postoperatorio mas cómodo. Se puede realizar en pacientes que han sido  operados previamente del cuello o que han sido radiados.

Inconvenientes: A corto plazo tiene mas morbilidad (infarto cerebral, embolizaciónes) y mortalidad que la endarterectomía, sobre todo en pacientes mayores.

 

 

 

 

 

Para una información mas completa sobre la cirugía carotídea, puede descargarse documentos en PFD:

 

CIRUGÍA ESTENOSIS CAROTIDEA

También dispone de varios videos explicativos en la sección de “fotos y videos

 

Bypass / Stent

La arteriosclerosis es la principal causa de estrechamiento u oclusión de las arterias. Ello da lugar a una disminución del aporte de oxígeno a los tejidos, provocando una isquemia crónica de las extremidades.

 

La sintomatología mas frecuente en la isquemia crónica de MMII es la CLAUDICACION INTERMITENTE que consiste en la aparición de dolor en las piernas al caminar. La gravedad del proceso vendrá definida por la distancia de claudicación que puede ir desde unos pocos metros hasta cientos de metros.

 

 

 

En grados mas avanzados de isquemia, ya aparece DOLOR DE REPOSO, sobre todo al estar en la cama, lo que obliga al paciente a levantarse y caminar por la habitación.

 

Isquemia plantar y dolor de reposo

 

Pie de Langosta y dolor de reposo

 

Finalmente al progresar la enfermedad acaban apareciendo LESIONES TRÓFICAS en los pies o incluso lesiones de gangrena

El diagnóstico de la isquemia crónica de MMII, se basa en la exploración física (palpación de pulsos, inspección y auscultación de soplos), la realización de un eco-doppler arterial y un índice tobillo/brazo. En casos complejos o que requieren intervención quirúrgica, podemos realizar un AngioTAC, una Angioresonancia magnética o una Arteriografía.

El tratamiento incluye:

.- Corrección de factores de riesgo (tabaco, HTA, Diabetes Mellitus, Obesidad, Sedentarismo, etc.).

.- Ejercicio físico supervisado.

.- Antiagregantes: Acido acetíl salicílico, Clopidogrel, etc.

.- Vasodilatadores y hemorreológicos: Pentoxifilina, Cilostazol,Naftidrofurilo

.- Estatinas: Debemos iniciar un tratamiento con estatinas  (aunque nuestro paciente no tenga hipercolesterolemia). En paciente con hipercolesterolemia y/o hipertrigliceridemia, los objetivos a conseguir son:

Colesterol total <200

HDL >45

LDL < 100 ( en población general) y < 70 (en pacientes diabéticos)

Triglicéridos <150.

En los pacientes en los que tras corregir los factores de riesgo y completar un ciclo de tratamiento médico, no mejoran y presentan claudicación a mínimas distancias, o dolor de reposo o lesiones tróficas , debemos pasar  al tratamiento quirúrgico, que puede ser en forma de cirugía abierta o  de cirugía endovascular.

La cirugía abierta incluye las técnicas de:

Endarterectomía

Bypass con vena y Bypass con prótesis

Prótesis de PTFE

Prótesis de Dacron

 

La cirugía endovascular se realiza mediante angioplastias con balón (simple o con droga) y Stents (libres, recubiertos, con droga, miméticos, etc)

 

 

 

 

Dispone de videos explicativos en la secciónFotos y Videos

Linfedema

El linfedema se produce cuando el sistema linfático no es capaz de drenar la linfa y provoca una hinchazón por acumulación de líquido en los tejidos blandos del cuerpo.

La linfa es un líquido formado por proteínas, agua, hidratos de carbono y células que ayudan a combatir enfermedades e infecciones. Se transporta desde los tejidos por el sistema linfático hasta devolverla nuevamente al sistema venoso en las venas subclavias.

 

TIPOS DE LINFEDEMA: 

Se clasifica en dos tipos según su origen:

Primarios. Aquellos que no tienen causa aparente, pueden ser congénitos o aparecer en la adolescencia o más tarde. Se producen porque las vías linfáticas no funcionan con normalidad o su número es menor del necesario para que su sistema linfático sea competente.

Secundarios. Cuando el sistema linfático es normal pero ha sido alterado por traumatismos, operaciones quirúrgicas, irradiaciones o infecciones.

El Linfedema secundario suele presentarse después de sufrir un tumor o haber recibido un tratamiento que afecta al flujo de la linfa a través de los ganglios linfáticos.

 

Factores de riesgo:

Extracción de ganglios en axila, pelvis, ingle o cuello.

Radioterapia en axila, pelvis, ingle o cuello.

Mayor número de ganglios extirpados.

Exceso de peso y obesidad.

Cicatrización lenta de la piel tras una cirugía.

Tumor que afecta o bloquea los ganglios o conductos linfáticos de cuello, tórax, axila, pelvis o abdomen.

 

 

 

Diagnóstico:

Para diagnosticar el linfedema se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para chequear los signos generales de salud, incluso verificar si hay signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se toman los antecedentes de los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes médicos de sus enfermedades y tratamientos anteriores.

Linfogammagrafía isotópica: método que se usa para revisar el sistema linfático en busca de enfermedad. Se inyecta en el cuerpo una pequeña cantidad de una sustancia radiactiva que fluye a través de los conductos linfáticos y que absorben los ganglios. Se usa un escáner o una sonda para seguir el movimiento de esta sustancia. La linfogammagrafia se usa para encontrar el ganglio linfático centinela (el primer ganglio que recibe linfa del tumor) o para diagnosticar ciertas enfermedades o afecciones, como el linfedema.

IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento para el que se usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).

Por lo general, se mide el brazo o la pierna hinchada y se compara con el otro brazo o la otra pierna. Se toman las mediciones periódicamente para determinar si el tratamiento es eficaz.

Manejo del linfedema

Los pacientes deben tomar medidas para prevenir el linfedema o para evitar que empeore.

Las medidas preventivas incluyen las siguientes:

Mantener la piel y las uñas limpias y cuidadas para prevenir infecciones.

Las bacterias pueden ingresar en el cuerpo a través de un corte, un rasguño, una picadura de insecto u otra lesión en la piel. El líquido que el linfedema atrapa en los tejidos del cuerpo hace más fácil que las bacterias crezcan y causen infecciones. Observar si hay signos de infección como enrojecimiento, dolor, hinchazón, calor, fiebre o rayas rojas debajo de la superficie de la piel. Llamar inmediatamente al médico si aparece cualquiera de esos signos. La atención cuidadosa de la piel y las uñas ayuda a prevenir infecciones.

Usar cremas o lociones para mantener la piel húmeda.

Tratar pequeños cortes o desgarros de la piel con ungüento antibacteriano.

Evitar pinchazos de aguja de cualquier tipo en el miembro (brazo o pierna) con linfedema. Ello incluye inyecciones o análisis de sangre.

Usar un dedal para coser.

Evitar probar la temperatura del agua para bañarse y cocinar con el miembro con linfedema. La pierna o el brazo afectados pueden tener menos sensibilidad (tacto, temperatura, dolor) y la piel se puede quemar con agua demasiado caliente.

Usar guantes cuando se realizan tareas de jardinería y cocina.

Usar protector solar y calzado cuando se está al aire libre.

Cortar derechas las uñas de los pies. Consultar con un podólogo cuando sea necesario para prevenir uñas encarnadas e infecciones.

Mantener los pies limpios y usar calcetines de algodón.

Evitar bloquear el flujo de líquidos por el cuerpo.

Es importante mantener los líquidos del cuerpo en movimiento, especialmente a través de un área con linfedema o en áreas donde se puede presentar un linfedema.

No cruzar las piernas cuando se está sentado.

Cuando esté sentado, cambie de posición por lo menos cada 30 minutos.

Usar solamente adornos y ropa flojos, sin bandas o elásticos ajustados.

No cargar bolsas en el brazo con linfedema.

No usar un brazalete para medir la presión arterial en el brazo con linfedema.

No usar bandas elásticas o medias con bandas ajustadas.
Evitar que la sangre se acumule en el miembro afectado.

Mantener el miembro con linfedema más elevado que el corazón cada vez que sea posible.

No balancear el miembro en círculos rápidos o dejar el miembro colgando. Esto hace que la sangre se acumula en la parte inferior del brazo o la pierna.

No aplicar calor al miembro.

En los estudios se observó que el ejercicio cuidadosamente controlado es seguro para los pacientes con linfedema.

El ejercicio no aumenta la probabilidad de que se presente linfedema en los pacientes que tienen riesgo de linfedema.

Anteriormente, se aconsejaba a estos pacientes que evitaran ejercitar el miembro afectado. En la actualidad, los estudios mostraron que el ejercicio lento y cuidadosamente controlado es seguro y hasta puede ayudar a impedir que se presente el linfedema.

En los estudios también se observó que el ejercicio de la parte superior del cuerpo no aumenta el riesgo de linfedema en los pacientes intervenidos de cáncer de mama.

 

Tratamiento del linfedema

La meta del tratamiento es controlar la hinchazón y otros problemas que causa el linfedema.
El daño al sistema linfático no se puede reparar. El tratamiento se administra para controlar la hinchazón que causa el linfedema e impedir que se presenten o empeoren otros problemas. La fisioterapia (sin medicamentos) es el tratamiento estándar. El tratamiento puede incluir una combinación de varios métodos físicos. La meta de estos tratamientos es ayudar a que el paciente continúe con sus actividades de la vida diaria, reducir el dolor y mejorar la capacidad para moverse y usar el miembro (brazo o pierna) con linfedema. Por lo general, no se usan medicamentos para el tratamiento a largo plazo del linfedema.

El tratamiento del linfedema puede incluir los siguientes abordajes:

Prendas elásticas de compresión

Las prendas elásticas de compresión están confeccionadas con tela que presiona en forma controlada diferentes partes del brazo o la pierna para ayudar a circular el líquido e impedir que se acumule. Algunos pacientes pueden necesitar que estas prendas se confeccionen a medida para que se ajusten correctamente. El uso de una prenda elástica de compresión durante el ejercicio puede ayudar a prevenir la hinchazón en el miembro afectado. Es importante usar prendas elásticas de compresión cuando se viaja en avión porque el linfedema puede empeorar en grandes altitudes. Las prendas elásticas de compresión también se llaman mangas elásticas de compresión y mangas o medias elásticas para linfedema.

Ejercicio

Tanto los ejercicios livianos como los ejercicios aeróbicos (actividad física que hace que el corazón y los pulmones trabajen más intensamente) ayudan a que los vasos linfáticos saquen la linfa del miembro afectado y a reducir la hinchazón.
Si se presentó el linfedema, usar prendas elásticas de compresión.
Los pacientes que tienen linfedema deben usar una prenda elástica de compresión bien ajustada durante la ejecución de todos los ejercicios que afectan el miembro o la parte del cuerpo afectados.
Cuando no se sabe con seguridad si una mujer tiene linfedema, los ejercicios de la parte alta del cuerpo sin una prenda elástica de compresión pueden ser más útiles que no realizar ningún ejercicio. Los pacientes que no tienen linfedema no necesitan usar prendas elásticas de compresión cuando realizan ejercicios.
Las pacientes intervenidas de cáncer de mama deben empezar con ejercicios suaves de la parte superior del cuerpo e ir aumentándolos lentamente.
En algunos estudios de pacientes intervenidos de cáncer de mama se observa que los ejercicios de la parte superior del cuerpo son seguros para las mujeres que tienen linfedema o que corren el riesgo de tenerlo. El levantamiento de pesas que aumenta lentamente el peso puede impedir que el linfedema empeore. El ejercicio debe comenzar a un nivel muy bajo, aumentar lentamente con el transcurso del tiempo y ser supervisado por el terapeuta de linfedema. Si el ejercicio se interrumpe durante una semana o más, debe comenzar nuevamente a un nivel bajo y aumentarse lentamente.
Si los síntomas (como hinchazón o pesadez en el miembro) cambian o aumentan durante una semana o más, se debe consultar con el terapeuta de linfedema. Es probable que la realización de ejercicios en un nivel bajo de exigencia y aumentándolo lentamente es mejor para el miembro afectado que interrumpir por completo los ejercicios.

Vendas

Una vez que el líquido sale del miembro hinchado, los vendajes pueden ayudar a prevenir que el área se vuelva a llenar de líquido. Los vendajes también ayudan a aumentar la capacidad de los vasos linfáticos de movilizar la linfa. Las vendas a veces pueden ayudar al linfedema que no mejoró con otros tratamientos.

Cuidado de la piel

La meta del cuidado de la piel es prevenir la infección e impedir que la piel se seque y se rompa.
Terapia combinada

La fisioterapia combinada es un programa que incluye masajes, vendajes, ejercicios y cuidado de la piel que administra un terapeuta capacitado. Al comienzo del programa, el terapeuta administra muchos tratamientos durante un tiempo corto para reducir la mayoría de la hinchazón en el miembro con linfedema. Luego, el paciente sigue el programa en el hogar para mantener baja la hinchazón. La terapia combinada también se llama terapia descongestiva compleja.

Dispositivo de compresión

Los dispositivos de compresión son bombas conectadas a una manga que se envuelve alrededor del brazo o la pierna y aplica presión en forma intermitente. La manga se infla y se desinfla en un ciclo cronometrado. Esta acción de bombeo puede ayudar a mover el líquido a través de los vasos linfáticos y las venas, e impedir que el líquido se acumule en el brazo o pierna. Los dispositivos de compresión pueden ser útiles cuando se agrega a la terapia combinada. El uso de estos dispositivos debe ser supervisado por un profesional capacitado porque demasiada presión puede dañar los vasos linfáticos cerca de la superficie de la piel.

Pérdida de peso

Farmacoterápia

El linfedema generalmente no se trata con medicamentos. Se pueden usar antibióticos para tratar y prevenir las infecciones. Otros tipos de medicamentos, como los diuréticos o los anticoagulantes, habitualmente no son útiles y pueden empeorar el linfedema.

Cirugía

Cuando la causa del linfedema es el cáncer, se trata con muy poca frecuencia con cirugía.

Terapia de masaje

La terapia de masaje (terapia manual) para el linfedema debe comenzar con alguien especialmente entrenado para tratar el linfedema. En este tipo de masaje, se rozan, golpean y se masajean suavemente los tejidos blandos del cuerpo. Se trata de un toque muy liviano, casi como un cepillado. El masaje puede ayudar a mover la linfa fuera del área hinchada hacia un área con vasos linfáticos que funcionan bien. Se puede enseñar a los pacientes a realizar ellos mismos este tipo de terapia del masaje.
Cuando se realiza correctamente, la terapia de masaje no causa problemas médicos. No se debe aplicar masajes sobre ninguna de las siguientes áreas:

Heridas abiertas, magulladuras o áreas lastimadas de la piel.

Tumores que se pueden ver en la superficie de la piel.

Áreas con trombosis venosa profunda (coágulo de sangre) en una vena.

Tejidos blandos sensibilizados cuando se trató la piel con radioterapia.

Cuando el linfedema es grave y no mejora con tratamiento, puede haber otros problemas que lo causan.

A veces, el linfedema grave no mejora con tratamiento o se presenta varios años después de la cirugía. Si no hay una razón conocida, los médicos tratarán de investigar si la causa del problema es algo más que el cáncer original o el tratamiento de cáncer, por ejemplo otro tumor.
El linfangiosarcoma es un cáncer de los vasos linfáticos poco frecuente y de crecimiento rápido. Es un problema que se presenta en algunos pacientes de cáncer de mama y aparece, en promedio, 10 años después de una mastectomía. El linfangiosarcoma empieza con lesiones de color púrpura en la piel, que pueden ser planas o levantadas. Se utiliza una exploración por TC o un procedimiento de IRM para verificar si hay un linfangiosarcoma. Por lo general, el linfangiosarcoma no se puede curar.

Fístulas Diálisis

Los pacientes con insuficiencia renal avanzada necesitan sustituir la función de su riñones enfermos mediante la hemodiálisis, la díalisis peritoneal o mediante un trasplante renal.

 

 

En el caso de la Hemodiálisis necesitamos un acceso vascular, para poder conectar al paciente con el aparato de hemodiálisis y así poder depurar la  sangre del paciente.

 

 

                         

Existe varias modalidades de accesos vasculares para hemodiálisis:

 

CATETER CENTRAL:

Consiste en un catéter con 2 vías (arterial y venosa) que se introduce en una vena central (subclavia, yugular o femoral). Una vía se conecta al terminal arterial y la otra vía se conecta al terminar venoso.

Ventajas: Permite una diálisis inmediata, con buenos flujos y no precisa pinchar al paciente en cada sesión de diálisis.

Inconvenientes: Con el paso del tiempo produce una estenosis de la vena lo que después imposibilita para nuevos accesos vasculares. Existe un riesgo aumentado de infección ya que el catéter está exteriorizado. Dificulta la higiene del paciente. Riesgo de arrancamiento

 

 

 

FISTULA ARTERIOVENOSA

Consiste en unir quirúrgicamente una arteria y una vena del brazo o de la pierna (infrecuente). Esta unión se puede realizar con las propias vena y arteria del paciente o interponiendo una prótesis entre ambas (cuando no disponemos de vena adecuada).

Ventajas: Es una fístula interna, tiene menos riesgo de infección, permite que el paciente haga su actividad normal (sin catéteres colgando), es mucho mas duradera (sobre todo la venosa).

Inconvenientes: Precisa una intervención quirúrgica. Necesita mas de un mes para madurar antes de utilizarla. En cada sesión de diálisis hay que pinchar al paciente en 2 puntos del brazo.

En ambos casos se trata de un tipo de cirugía que se realiza de forma ambulatoria, con anestesia local y el postoperatorio no es doloroso.

 

 

 

Para una información mas completa sobre las FÍSTULAS PARA DIÁLISIS, puede descargarse documentos en PFD:

ACCESOS VASCULARES PARA DIALISIS.

 

 

También dispone de varios videos explicativos en la sección de “fotos y videos

Tromboflebítis

Consiste en la formación de un coágulo de sangre ( o trombo)  dentro de una vena. El sistema venoso del cuerpo humano se divide en sistema venoso profundo y sistema venoso superficial y aunque el termino mas coloquial es el de tromboflebitis, en realidad el termino correcto debe ser Trombosis Venosa Profunda ( cuando afecta a venas del sistema venoso profundo) , Trombosis Venosa Superficial ( cuando afecta a venas del sistema venoso superficial) y Varicotrombosis ( cuando el trombo se forma dentro de una variz).

 

Trombosis Venosa Superficial y Varicotrombosis (TVS): Se caracteriza por dolor, inflamación, enrojecimiento y cordón duro y doloroso en cualquier vena superficial (debajo de la piel)

Ejemplo de VARICOTROMBOSIS

 

Trombosis Venosa Profunda (TVP): Se caracteriza por dolor , aumento de volumen de la pierna (o brazo), tumefacción y sensación de presión.  Hay que tener en cuenta que hasta el 50% de las trombosis venosas profundas pueden ser asintomáticas.

Ejemplos de TROMBOSIS VENOSA PROFUNDA

 

Diagnóstico

Hay que acudir a un especialista en Angiología y Cirugía Vascular quien practicará una exploración física y un Eco-doppler venoso. Ademas solicitará diferentes pruebas para averiguar la causa de la trombosis.

Tratamiento

En el caso de las trombosis superficiales es suficiente con tratamiento analgésico, Heparina de bajo peso molecular, antiinflamatorios y media elástica.  Sin embargo las trombosis venosas profundas son potencialmente mas graves y se deben anticoagular con heparina y posteriormente con anticoagulantes orales (sintrom). Según la causa o la gravedad de la trombosis pueden ser necesarios otros tratamientos (Fibrinolíticos, Stent, etc).

ANGIOPLASTIA y STENTS en una TVP ilíaca bilateral








conozca a nuestros médicos

Dr Miguel Araujo

Dr Miguel Araujo

  • Jefe de Cirugía Vascular Hospital Universitario SEVERO OCHOA. Leganés (Madrid)

  • Profesor Asociado Universidad ALFONSO X EL SABIO. (Madrid)

  • Médico Ayudante Servicio Cirugía Torácica y Vascular SANATORIO DE MARINA LOS MOLINOS, Madrid. . 1981 - 1987

  • Médico Ayudante Consulta Cirugía Vascular POLICLINICA NAVAL Nª Sra. del Carmen, Madrid. 1986-87.

  • Médico Residente Servicio de Angiología y Cirugía Vascular. HOSPITAL UNIVERSITARIO GÓMEZ ULLA. Madrid. Septiembre 1987 - Agosto 1988

  • Médico Residente Servicio de Angiología y Cirugía Vascular HOSPITAL UNIVERSITARIO 12 DE OCTUBRE. Madrid. Septiembre 1988 - Agosto 1992

  • Médico Adjunto Servicio de Angiología y Cirugía Vascular PATRONATO MILITAR DE LA SEGURIDAD SOCIAL. Madrid. Septiembre 1.994 -1996.

  • Médico Adjunto Servicio de Angiología y Cirugía Vascular. HOSPITAL UNIVERSITARIO GÓMEZ ULLA. Madrid. Septiembre 1992 hasta Mayo 2003.

  • Coordinador de la Sección de Angiologia y Cirugía Vascular HOSPITAL UNIVERSITARIO SEVERO OCHOA, LEGANES - MADRID. Mayo 2003 – Noviembre 2015.

  • Miembro del Grupo Promotor del Comité de Ética para la Asistencia Sanitaria HOSPITAL UNIVERSITARIO SEVERO OCHOA, LEGANES - MADRID. 2014- 2015.

  • Miembro de la Comisión de Quirófano. HOSPITAL UNIVERSITARIO SEVERO OCHOA, LEGANES - MADRID. Junio 2013 hasta la actualidad.

  • Jefe de la Sección de Angiología y Cirugía Vascular HOSPITAL UNIVERSITARIO SEVERO OCHO, LEGANES.- MADRID. Noviembre 2015 hasta la actualidad.

  • DIRECTOR CIRUJANOS VASCULARES S.L. Desde 2003 hasta la actualidad

  • Unidad de Angiólogia y Cirugía Vascular CLINICA LA LUZ, Madrid desde 1.993 hasta la actualidad.

  • Jefe de la Unidad de Angiología y Cirugía Vascular. HOSPITAL VIRGEN DE LA PALOMA, Madrid. 1.993 hasta la actualidad.

  • Codirector de la Unidad de Accesos Vasculares para Hemodiálisis. CLÍNICA NUESTRA SEÑORA DE AMERICA. Madrid.1.998-2.003.

  • Jefe de la unidad de Angiología y Cirugía Vascular CLINICA UNIVERSAL de 1.993 a 2.009

  • Jefe de la Unidad de Angiología y Cirugía Vascular CLINICA NUEVO PARQUE de 2.007 a 2.009

  • Jefe de la Unidad de Accesos Vasculares para Hemodiálisis CENTRO MEDICO ZAMORA de 2.005 a 2.009

Cerrar

Dr Miguel Araujo

Angiólogo y Cirujano Vascular
Dr José Porto

Dr José Porto

  • Jefe Cirugía Vascular Hospital Universitario Puerta de Hierro. Madrid
  • Medico Adjunto del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del HU 12 de Octubre de Madrid desde Diciembre de 1990 a Octubre de 1998.
  • Jefe de Sección del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del HU 12 de Octubre de Madrid desde Octubre de 1998 hasta la actualidad.
  • Profesor Colaborador en la Docencia de Pregrado de Patología Quirúrgica 1 en la Unidad Docente del HU 12 de Octubre desde 1992 hasta 2008.
  • Profesor Asociado de CC de la Salud en el Departamento de Cirugía de la UCM desde 2008 hasta la actualidad.
  • Tutor de Residentes del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del HU 12 de Octubre desde 1995 a 1998 y desde 2007 hasta 2011
  • Licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela entre los años 1975 y 1981.
  • Alumno Interno del Servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Provincial de Santiago de Compostela, años 1976 y 1981.
  • Medico Agregado del Servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Provincial de Santiago de Compostela, años 1981-1984.
  • Medico Interno Residente del Servicio de Cirugía Vascular del HU 12 de Octubre de Madrid, 04-1985 a 02-1990.
  • Research Fellow de la División de Cirugía Vascular del Harper Hospital, Wayne State University, Detroit, Michigan, desde Febrero a Diciembre de 1990.
  • Especialista en Angiología y Cirugía Vascular desde  01-01-1990.

 

Cerrar

Dr José Porto

Angiólogo y Cirujano Vascular

estos son nuestros horarios y consultas

Consulta Santa Engracia

C:/ Santa Engracia, 141 - 2º A
28003 - Madrid
Secretaria: Esmeralda
Horario: Lunes a Viernes, 16 a 20h
email: contacto@cirujanosvasculares.com
Teléfono: 91 553 00 53 | 610 49 00 27

Linea 1  (Rios Rosas) Linea 4 (C. Caminos)

  Bus 45 (Cristóbal Bordiú) Bus C1 (C. Caminos)

   Cristóbal Bordiú, 10

Consulta Hospital La Luz

C:/ General Rodrígo, 8
28003 - Madrid
Secretarias: Coral, Carolina, Ana
Consulta 202  (2ªplanta)
Horario: Lunes a Viernes, 16 a 20h
email: cardiologia.laluz@quironsalud.es
Teléfono: 91 453 02 48  |  91 453 03 35

    Linea 6 (Guzmán el Bueno)

      Bus 2 ( Avda. del Valle)

Consulta Hospital Virgen de la Paloma

C:/ Loma, 1
28003 - Madrid
Secretaria: Nieves
Horario: Lunes de 16 a 20h.
email: contacto@cirujanosvasculares.com
Teléfono: 91 534 82 07

   Linea 6 (Guzmán el Bueno)

   Bus 2 (Avda. del Valle)

estos son nuestros hospitales

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/la-luz-1024-500x300.png
http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/Instalaciones_Hospital_Virgen_de_la_Paloma_011-500x300.jpg

Las intervenciones quirúrgicas, se realizan en el Hospital La Luz (grupo quirón salud) y el Hospital Virgen de La Paloma. Ambos hospitales, están situados en lugares muy céntricos de Madrid y disponen de las tecnologías necesarias para realizar todas nuestras internaciones quirúrgicas, tanto abiertas como endovasculares

trabajamos con estas sociedades

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/sociedades-700x700.png

solicitar  cita online















fotos y videos

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/varices2-600x350.jpg

Varices C1

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/foto1-600x350.png

Varices C1

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/foto5-600x400-1-600x350.png

Varices C1

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/variculas-MII-600x350.png

Varices C1

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/Variculas-MID-600x350.png

Varices C1

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/c2-varices-1-600x350.jpeg

Varices C2

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/Varices-C2-1-600x350.png

Varices C2

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/Varices-C2-2-600x350.jpg

Varices C2

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/Varices-C3-1-600x350.png

Varices C3

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/varices-C4-1-1-600x350.jpg

Varices C4

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/c5-eczema-1-600x350.png

Varices C5

http://www.cirujanosvasculares.com/wp-content/uploads/2017/01/ulcera-550x350-1-600x350.jpg

Varices C6

videos sobre VARICES

videos sobre PATOLOGIA ARTERIAL

videos sobre ANEURISMAS

videos sobre CIRUGIA CAROTIDEA

videos sobre FISTULAS PARA HEMODIALISIS

contacte con nosotros

Santa Engracia 141 - 2º A 28003 Madrid
91 553 00 53 | 610 49 00 27

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR